Felicidad

Educamos a los niños en un entorno basado en la felicidad y el deleite de jugar.

A través del juego los niños reciben estímulos indispensables para su desarrollo físico, sensorial, mental, afectivo y social;

El juego sirve para disfrutar y aprender, entre sus funciones se encuentran:

  • El juego es un factor de permanente activación y estructuración de las relaciones humanas.
  • Favorece el aprendizaje.
  • Facilita el desarrollo del lenguaje y del pensamiento.
  • Favorece el equilibrio psicosomático.
  • Mediante el juego el sujeto refleja la realidad acontecida.
  • Funciona como medio de evasión ante determinados problemas.
  • Reduce la inseguridad frente al error o el fracaso (excepto en juegos de competición).
  • Diagnosticar su situación personal, sus inquietudes y descubrir sus habilidades.
    A través del juego el niño puede aprender gran cantidad de cosas en la escuela y fuera de ella. De esta idea surge la metodología lúdica, para la que el juego es considerado como una actividad espontánea, que ha de ser estimulada desde la acción educativa.

Los niños y niñas no juegan para aprender, pero aprenden porque juegan

Jean Piaget