Formación Musical

Formación Musical

Educamos para desarrollar integralmente al ser humano

La música está siendo introducida en la educación de los niños en edades preescolares debido a la importancia que representa en su desarrollo intelectual, auditivo, sensorial, del habla y motriz.

¿Por qué es tan importante la formación musical?

Los primeros años de la infancia son cruciales para establecer las bases de un aprendizaje musical que durará toda vida. Todas las experiencias musicales del niño desde el nacimiento hasta los 6 años, tienen un profundo impacto en lo que van a ser sus posibilidades de comprender, apreciar y aprender música en su vida de adulto.

Los niños aprenden música como aprenden el lenguaje. Escuchan sonidos en el vientre de sus madres, luego balbucean sonidos del lenguaje, aparentemente sin sentido en el idioma de los adultos que les rodean, más tarden imitan las primeras palabras, hasta que finalmente son capaces de hacer sus propias frases y expresiones. Este mismo proceso sucede con la música:

  • Beneficia el desarrollo emocional

    Los niños que estudian música desarrollan una mayor empatía hacia otras culturas También tienden a tener mayor autoestima y son mejores para hacer frente a la ansiedad.

  • Aprenden el reconocimiento de patrones

    La música y las matemáticas están muy relacionadas y mediante la comprensión de temas como el compás, ritmo y los ejercicios musicales de repetición, los niños pueden desarrollar sus habilidades de matemáticas y reconocimiento de patrones.

  • Desarrollan el lenguaje, el razonamiento y la memorización

    La formación musical temprana favorece el desarrollo de las áreas del cerebro relacionadas con el lenguaje, el razonamiento y la memorización. Incluso cuando se trabaja con partituras, se ejercita la memoria.

  • Desarrollan la coordinación

    Al igual que al practicar deportes, los niños pueden desarrollar habilidades motoras al tocar música. Los estudiantes que practican con instrumentos musicales pueden mejorar su coordinación al requerir movimientos de manos, brazos y pies de forma simultánea, beneficiando a otras actividades como la danza y el deporte.

  • Potencian la disciplina y la paciencia

    Para interpretar un instrumento primero hay que practicar muchísimo y cometer muchos errores de los que se aprende. Esta práctica enseña a ser perseverante a través de las horas, meses e incluso años de práctica trabajando así valores como la disciplina y la paciencia. Tocar en una banda permite además aprender a esperar tu turno y mostrar respeto, así como a estar quieto y atento durante largos períodos de tiempo.

Beneficios de la formación musical en edades tempranas

Últimas Noticias

Suscríbase a la lista de Correos

Search